Tipos de lifting

El rostro y el cuello tienen áreas anatómicamente muy definidas y que a su vez facilitan agrupar las intervenciones de esta. El lifting se ha dividido en tres principalmente, el superior o frontal, el medio o facial y el inferior o del cuello. Un resultado más armónico se logra cuando se intervienen las tres áreas, pero también se pueden realizar en forma independiente.
Mini lifting es el procedimiento que se hace en personas con poca flacidez donde se hacen pequeños despegamiento de piel en la parte anterior de la oreja y un del cuello.
Lifting temporal es el que se hace para elevarlas cejas y disminuir las arrugas en la parte superior y externa del ojo.
Lifting frontal es el que se realiza para estirar la frente, elevar las cejas y mejorar el entrecejo. Este es ampliamente sustituido por el Botox ya que en esta área son más frecuentes las arrugas de expresión que las originadas en el exceso de piel.
Lifting medio o de la cara es la intervención que comprende desde el área ocular hasta el borde de la mandíbula. Mejora los surcos profundos alrededor de la nariz y la boca, el descenso de las mejillas y la bolsa malar (bolsa sobre el pómulo). Se recomienda hacer concomitantemente la cirugía de los parpados puesto que estos evidencian en forma importante el efecto de la edad en el rostro.
Lifting inferior o del cuello con este se mejora el área del cuello y en aquellas personas con grasa submandibular (papada) se puede acompañar de una liposucción, demarcando con mayor claridad en ángulo entre la mandíbula y el cuello.


La anestesia

Usualmente utilizamos anestesia local con sedación, aunque también se puede utilizar la anestesia general. En los dos casos se acompañan de una infiltración de solución de lidocaína (anestésico local) con adrenalina y solución salina. Ésta solución es la misma que se utiliza en la lipoescultura, ofreciendo beneficios tales como disminuir el sangrado, aumentar la analgesia en el postoperatorio y el edema o hinchazón.

Duración de la cirugía

Dependiendo de la amplitud del procedimiento y las áreas a intervenir puede durar de 1 a 4 horas.


Las cicatrices

Una de las mayores preocupaciones del cirujano plástico es que las cicatrices no sean aparentes. En el lifting tradicional las cicatrices se colocan de tal forma que resulta difícil para el profano descubrirlas, ocultándose en el interior del cabello en los pliegues por delante y detrás de la oreja. En ocasiones, cuando el exceso de piel es muy importante y para evitar grandes desplazamientos de las líneas de inserción del pelo, es necesario que éstas se hagan justo por delante del nacimiento del mismo. Cuando el lifting es frontal quedaran en el cuero cabelludo que está por encima de la frente o cicatriz coronal. En el lifting medio se colocan en la parte anterior y posterior de las orejas. Si el estiramiento es en el cuello, se llevan hacia la parte posterior de las orejas y el cuero cabelludo.


Las arrugas

Las líneas alrededor de los labios o arrugas de fumador no desaparecen con esta cirugía, para lograrlo se recomienda el peeling químico de fenol, el láser o la dermoabrasión. Igualmente sucede con las que se hacen alrededor de los ojos, esto se debe a que ellas se originan principalmente en la expresión del rostro y no por el exceso de piel.

Las complicaciones

Hematomas, seromas, infecciones, dehiscencia de suturas, trauma de los nervios (las cuales pueden ser pasajeras pero en ocasiones, definitiva), parálisis facial, pigmentaciones, necrosis de la piel, asimetría en los resultados, cicatrices antiestéticas, alteraciones de la sensibilidad, además de las relacionadas con la anestesia

   
 
 
     
 
 
Avenida Santa Fe 2843 piso 2 B, CABA, Argentina 115 750 2522 (whatsapp) cplasticadrsarmiento@gmail.com /drdiegosarmiento
 
 
 

Diseño y Desarrollo:

WebSan