La rinoplastia es la cirugía que modifica la forma de la nariz, y es uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentemente realizados en cirugía plástica. La rinoplastia puede disminuir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También corrige los problemas congénitos, los traumatismos y algunos problemas respiratorios.

La rinoplastía con fines estéticos se recomienda realizar luego de que se haya completado el 90% del crecimiento de la nariz. En las niñas generalmente se puede realizar la intervención luego de los 13 o 14 años y en los varones a partir de los 15, criterio compartido con la Asociación Americana de Cirugía Plástica y Asociación Americana de Cirugía Plástica Facial.

 

¿Cuáles son los objetivos de una rinoplastía ?

Armonizar la nariz en base a la cara del paciente
Buscar resultados naturales
Producir un resultado estético que deje la nariz sin huellas quirúrgicas evidentes (que no se note que fue operado)
Buscar resultados naturales
Buscar que el paciente que respira bien antes de operarse, respire bien después de la cirugía (cuidar la función nasal)

¿Cómo es la cirugia?

La intervención quirúrgica demora aproximadamente 1-2 horas dependiendo el caso. Algunas veces se requiere corregir la función nasal o una patología asociada, lo cual aumenta el tiempo quirúrgico. En general la intervención se realiza por dentro de los orificios nasales por lo cual no quedan cicatrices que se vean. En algunos casos se realiza una Rinoplastia abierta con una pequeña incisión a nivel de la Columela.

La cirugía es llevada a cabo siempre en una clínica reconocida y habilitada para este tipo de procedimientos. El día de la cirugía usted será admitido en la clínica, donde lo estarán esperando a la hora acordada y lo acompañarán hasta su habitación.

La anestesia puede ser local con sedacion o anestesia general.

Es importante destacar que la rinoplastia no es una cirugía dolorosa. Es normal la inflamación y pequeños hematomas , pero no el dolor. Las molestias son controladas con frío local y analgésicos.

Las actividades sin esfuerzo y dentro de la casa se pueden realizar a las 48 hs. Para retomar las actividades fuera de la casa se recomienda esperar 7 a 10 días. Para realizar actividades físicas intensas se recomienda entre 3 semanas y un mes.

Durante los primeros días la cara está hinchada y con hematomas, es fácil olvidarse de que nuestro aspecto va a mejorar y muchos pacientes pueden sentirse algo deprimidos; es un sentimiento normal. Día a día el aspecto mejora y el paciente comienza a sentirse más contento. En 1 ó 2 semanas, no parecerá que usted se haya sometido a una cirugía. La mejoría es progresiva y gradual.

   
 
 
     
     
 
 
Avenida Santa Fe 2843 piso 2 B, CABA, Argentina 115 750 2522 (whatsapp) cplasticadrsarmiento@gmail.com /drdiegosarmiento
 
 
 

Diseño y Desarrollo:

WebSan